Dios nos llama

Dios nos llama. Debemos dejar las excusas y justificaciones de lado.