Jeremías, respondiendo sólo a Dios

Jeremías fue un profeta que pasó mucho sufrimiento durante su vida. Fue llamado siendo jóven y llegó a ver el exilio de su pueblo sobre el que tuve que profetizar. Siempre, frente a todas las dificultades, al rechazo de su publo, de los gobernantes y la venida de las fuerzas invasoras, respondió primero y unicamente a Dios, sin oir las palabras que lo querían sacar del camino que Dios le marcaba.