No, no, no…¡SÍ!

La ley sola no vale.

La misericordia tiene más letras.

La gracia tiene mas letras.

El amor tiene mas letras.

El perdón tiene más letras.

Ya, ¡pero hay personas que no se lo merecen!

Ya, ¡pero algunos no nos lo merecemos!