Tiempo en Navidad

Nuestro tiempos no son los de Dios. Nosotros queremos las cosas ya, deprisa y en el momento, Dios se toma su tiempo, y su tiempo es perfecto.

*Por problemas técnicos en el programa de grabación solo se han podido grabar los primeros 15 minutos. Disculpen las molestias ocasionadas.*