Jueces 2 – Montaña rusa

Debemos abundar en la palabra de Dios: grábatela, llévala, enséñala, medita. No seamos como los Israelitas que se olvidaron de su Dios.

Y ¿Tengo cosas en mi vida (pecado) que he dejado estar cuando sé lo que me dice Dios la respecto? Dios nos da la oportunidad ahora.