Marcos 12: La verdad del corazón

¿Qué podemos presentar al Señor? ¿Debemos traerle ofrendas quemadas?
¿Debemos inclinarnos ante el Dios Altísimo con ofrendas de becerros de solo un año? ¿Debemos ofrecerle miles de carneros y diez mil ríos de aceite de oliva?
¿Debemos sacrificar a nuestros hijos mayores para pagar por nuestros pecados?

¡No! Oh pueblo, el Señor te ha dicho lo que es bueno, y lo que él exige de ti:
que hagas lo que es correcto, que ames la compasión y que camines humildemente con tu Dios.