Gozo

Estamos siempre gozosos porque estamos sobre los hombros de Jesús, porque sabemos que él venció.

El gozo no es simplemente un estado, es un estilo de vida basado en Cristo, confiado en él, seguro en él, estable en él, pase lo que pase.