El aborto

El aborto es un tema polémico y con muchas caras. Como cristianos queremos empaparnos de la visión de la Biblia, y con esa visión afrontar los problemas de la sociedad.

Pensamos que hay muchas ideas equivocadas en la calle, y que el debate debe incluir el estatus del niño no nacido (la ontogenia del nasciturus).

No aceptamos que una persona sea persona por sus funcionalidades ni por sus capacidades sociales. Pensamos que las personas son personas porque son creadas a imagen de Dios, y que por tanto, la dignidad de las personas es intrínseca. Un recién nacido, o una persona con una demencia grave, o una persona con deficit mental muy profundo, sigue siendo  persona, y su vida sigue siendo digna y sagrada.

Sin embargo, no queremos sólo apuntar a las cosas que se hacen mal. Queremos ayudar a restaurar la sociedad, con el mensaje de Cristo de perdón, amor y restauración.

Queremos apoyar a las madres, y defender a sus hijos contra el utilitarismo social. Cristo tiene respuestas.