Dios, tú y el trabajo (II)

Seguir a Jesús tiene implicaciones en TODAS las áreas de nuestra vida, y el trabajo es una de ellas. Dios nos llama a servirle a través de las dificultades y los éxitos del trabajo. Cuando amamos nuestro trabajo y cuando no nos gusta también. ¿Podemos manetenernos sirviendo a Dios sin importar lo que suceda en nuestro trabajo? ¿Aprovechamos cada oportunidad para dar gloria a él?