Deja de luchar, descubre lo esencial

Dios le muestra a Jacob de manera muy gráfica lo que había sido su existencia: UNA LUCHA SIN FIN

Y nosotros… nuestras “luchas sin fin”:
a.- Familia. Hijos.
b.- Salud
c.- Dinero
d.- Trabajo
e.- Responsabilidades en la Iglesia.
f.- Cumplir para “ser buen cristiano”

Dios sí quiere bendecirnos. Pero quiere que permitamos que sea él el que actúe